Roberto Kammerer, el villanuevero que se quedó con el Cuna de Acordeones

Con su hermano Alberto tiene la agrupación Kammerer, interpretando género urbano en Bogotá. Había sido dos veces ganador del Cuna de Acordeones, en categorías Infantil y Juvenil.

Atrevido, con una nota picante y su particular forma de vivir el concurso le dieron un reconocimiento especial a Roberto Carlos Kammerer Ramírez para quedarse con la corona de la categoría Profesional del Festival Cuna de Acordeones. Sus acompañantes fueron Jairo Suárez (caja), Israel Herrera (guacharaca) y Aristides Vargas (canto).

Adiestrado por su referencia principal en el vallenato, el rey Julián Rojas, Roberto Carlos con solo 17 años alcanzó el primer lugar al derrotar a grandes oponentes, jóvenes todos, como José Mario Oñate y Yorjan Herrera, segundo y tercer lugar respectivamente.

Este joven, natural de Villanueva, La Guajira, es acordeonero pero también cantante. Su vida artística data desde que tenía seis años y cuatro más tarde tomó el acordeón como profesión. Había sido dos veces ganador del Cuna de Acordeones, en la categoría Infantil y Juvenil. También ha tenido grandes participaciones en el Festival de la Leyenda Vallenata, así como en el Festival Pedazo de Acordeón de El Paso, Cesar.

Kammerer ha sido el orgullo de sus padres pero también de sus maestros, uno de ellos es el rey vallenato Julián Rojas, un sanandresano que en 1991 derrotó al acordeonero Juancho Rois en el Festival de la Leyenda Vallenata, en Valledupar.

Actualmente tiene una agrupación con su hermano Alberto y se llaman Los Kammerer, interpretando género urbano en Bogotá.

Entre los jurados finalistas estuvo Raúl ‘Chiche’ Martínez y Orangel ‘El Pangue’ Maestre, reyes del Festival Vallenato.

Esta competencia se desarrolló en el polideportivo Benjamín Araújo, desde donde el canal Telecaribe no pudo transmitir en vivo, generando así el inconformismo del público que esperaba la gran final desde las 8:00 de la noche del domingo.

Una de las críticas hechas por los seguidores del Festival fue el traslado de los espectáculos musicales y la gran final al polideportivo, sitio que finalmente no llenó las expectativas ni las graderías, ni palcos durante los días de conciertos.

La junta directiva del Cuna de Acordeones entregó cheques a los ganadores en la tarima situada en el polideportivo Benjamín Araújo.

En el concurso Acordeón Profesional, el primer puesto ganó $14 millones, el segundo $8 millones y el tercero $6 millones; en la categoría Acordeón Aficionado el ganador consiguió $7 millones, el segundo lugar $4 millones quinientos mil pesos, y el tercero se llevó $2 millones quinientos.

El rey de la categoría Infantil logró $5 millones, el segundo $3 millones y el tercero $2 millones. Para Canción Inédita, al primer puesto le entregaron $10 millones, al segundo $6 millones y al tercero $4 millones. En la Piqueria fue $5 millones al rey, $3 millones al segundo y $2 millones al tercer lugar.