Procuraduría General destituyó e inhabilitó por 11 años a la alcaldesa de Ocaña Miriam Prado

Procuraduría General destituyó e inhabilitó por 11 años a la alcaldesa Miriam Prado, por presuntas irregularidades contractuales, al suscribir el contrato No 001 del 7 de enero de 2016, para la prestación del servicio de grúa en el municipio.

“La mandataria omitió el cumplimiento de sus deberes al desconocer los principios de transparencia, selección objetiva, responsabilidad y planeación que rigen la contratación pública, conducta con la que puso en riesgo los intereses de los habitantes de Ocaña”, dijo la entidad en un comunicado.

“Así mismo se pudo establecer que la alcaldesa no brindó a la totalidad de los posibles interesados en contratar con la entidad, la posibilidad de hacerlo, ya que de manera arbitraria escogió a la persona que atendería la prestación del servicio, sin tener en cuenta criterios de selección, responsabilidad o capacidad de respuesta para atender las situaciones que se presentaran durante la ejecución del contrato”.

La decisión de primera instancia puede ser apelada.